Un equilibrio reversible entre dos complejos de cobre

El cobre forma un complejo estable con el ion cloruro y otro con el amoniaco. Se puede interconvertir uno en otro añadiendo alternativamente disoluciones concentradas de amoniaco y ácido clorhídrico. Hay un clarísimo cambio de color y se generan humos de cloruro amónico.


Precauciones

  • El experimento se debe realizar en campana extractora porque se generan humos de cloruro amónico.
  • Usar guantes y gafas de protección, pues se emplea clorhídrico y amoniaco concentrados.

Materiales y procedimiento

Se necesita:

  • Erlenmeyer de 2 L
  • Sulfato de cobre 0.2 M, 100 mL
  • 250 mL de disolución concentrada de hidróxido amónico
  • 250 mL de disolución concentrada de ácido clorhídrico
  1. Verter la disolución de sulfato de cobre en el erlenmeyer.
  2. Lentamente, agregar el ácido por la pared del matraz y girarlo vigorosamente para que se forme un remolino.
  3. Agregar cuidadosamente el amoníaco de la misma manera pero inicialmente sin girar. Tratar de observar el cambio de color, para lo cual debería dejarse que se disiparan los humos blancos que se formarán.
  4. Continuar agregando el amoníaco con un suave giro mientras el color cambia a azul oscuro.
  5. Invertir la reacción agregando ácido de manera similar al amoníaco.

Bibliografía

Imagen de cabecera: Scott Milam en Youtube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: