La clorofila es fluorescente, y es muy fácil comprobarlo con hojas de espinacas

Como es sabido, la clorofila es verde. Pero, al igual que bastantes moléculas orgánicas, esta molécula es capaz de emitir luz por fluorescencia. En este experimento se propone extraer clorofila de hojas de espinacas e iluminar el extracto con una lámpara normal (o, mejor, con luz ultravioleta) para observar dicha fluorescencia.


Materiales y procedimiento

Se necesita:

  • Hojas de espinacas
  • Tubos de ensayo
  • Acetona o etanol
  • Mortero
  • Lámpara o linterna
  • Papel de filtro
  • Embudo
  1. Se colocan las hojas de espinaca en el mortero y se machacan.
  2. Se añade unos 25 mL acetona o etanol al mortero y se continúa machacando las espinacas.
  3. Con ayuda del papel de filtro y el embudo se decanta el líquido en un tubo de ensayo.
  4. Se apagan las luces y se coloca la lámpara bajo el tubo de ensayo. Se observará cómo cambia el color de la disolución

Variante

Si la disolución se ilumina con luz ultravioleta, el efecto de la fluorescencia de la clorofila será mucho más espectacular (la clorofila se verá de color marrón-rojizo).


Bibliografía

Imagen de cabecera: Recipes from Tom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: