Mil luciérnagas de óxido de cromo destellan en una atmósfera de amoniaco

El óxido de cromo finamente pulverizado y caliente cataliza fácilmente la oxidación del amoniaco gaseoso. La reacción es tan exotérmica que el óxido de cromo se vuelve incandescente. El efecto recuerda a muchas luciérnagas volando en la oscuridad.


Precauciones

  • El experimento se debe realizar en campana extractora.
  • Usar guantes de nitrilo de alta resistencia y gafas protectoras.

Materiales y procedimiento

Se necesita:

  • Óxido de cromo recién obtenido como se indica en la “reacción del volcán
  • Amoniaco
  • Mechero Bunsen
  • Cuchara de combustión
  • Un recipiente grande de vidrio con tapa
  • Matraz con tubuladura y tubos de conexión
  1. El amoniaco se puede obtener por varios procedimientos. Uno es el que se indica aquí. Otro, mucho más sencillo y directo, es verter 100 ml de disolución concentrada de amoníaco en el recipiente en el que se va a hacer la reacción y cubrirlo con una rejilla difusora u otra tapa no hermética. Esto debería hacerse en campana extractora porque los vapores amoniacales son tóxicos e irritantes. Pero la campana no debería aspirar con toda su fuerza para evitar que se aspire todo el amoniaco que se va produciendo. (Un tercer procedimiento puede verse más abajo).
  2. Calentar óxido de cromo finamente pulverizado en una cucharilla de combustión.
  3. Retirar la tapa del recipiente de amoniaco y dejar caer el polvo poco a poco para observar una espectacular lluvia incandescente o vuelo de luciérnagas.

Variantes

  • lluvia incandescente de dióxido de cromo
    Thoisoi2 – Chemical Experiments!

    El amoniaco se puede obtener por otros procedimientos. Por ejemplo, añadiendo agua a una mezcla de nitrato de amonio e hidróxido sódico sólidos y pulverizados contenidos en un matraz con tubuladura lateral. Un tubo conectado a esta tubuladura llevará el amoniaco producido a un matraz invertido (ver imagen).

  • Una alternativa para hacer que el óxido de cromo entre en contacto con el amoniaco es poner el óxido de cromo caliente en un recipiente semejante a un crisol y bajarlo dentro del recipiente grande. Después, soplar el polvo de óxido de cromo con un tubo de cristal lo suficientemente largo y en cuyo extremo se haya adaptado un tubo de caucho para una mejor manipulación. Todo debería hacerse en campana extractora y con la ventana bajada lo más posible.

Bibliografía

Imagen de cabecera: Thoisoi2 – Chemical Experiments! en Youtube

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: