Purificación de agua: medio campo de fútbol en un gramo de carbón activado

El carbón común puede llegar a tener una superficie de 50 metros cuadrados por gramo, pero si este es activado física o químicamente puede alcanzar superficies de unos 2500 metros cuadrados por gramo.

Sigue leyendo “Purificación de agua: medio campo de fútbol en un gramo de carbón activado”

Chispas con esferas metálicas: una reacción de termita segura

La reacción de la termita es muy exotérmica y peligrosa,  pero  se puede realizar a pequeña escala de una forma totalmente segura empleando dos esferas de metal. Para ello en lugar de prender la mezcla de óxido de hierro y aluminio tan solo será necesario hacer chocar con un poco de fuerza una esfera de hierro oxidada con otra envuelta en papel de aluminio.

Sigue leyendo “Chispas con esferas metálicas: una reacción de termita segura”

Hidróxidos sódico y potásico, buenos “secuestradores” de dióxido de carbono

Las estancias prolongadas en entornos presurizados pueden provocar un aumento de la concentración de dióxido de carbono como en el caso de los submarinos o de las misiones tripuladas al espacio. Un método sencillo para eliminar el exceso de dióxido de carbono es el empleo de hidróxido potásico o sódico.

Sigue leyendo “Hidróxidos sódico y potásico, buenos “secuestradores” de dióxido de carbono”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora