Una preciosa fuente explicada por la alta solubilidad del dióxido de nitrógeno en agua

El dióxido de nitrógeno es muy soluble en agua no solo por su solubilidad física en sí, sino porque reacciona químicamente con el agua. Al igual que en la fuente de amoniaco, se puede aprovechar esta alta solubilidad para crear por unos segundos un chorro de agua que, además, produce un cambio de color muy vistoso y sorprendente. Todo se basa en el ataque del ácido nítrico al cobre. Sigue leyendo “Una preciosa fuente explicada por la alta solubilidad del dióxido de nitrógeno en agua”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora