Algunos reactivos químicos son muy indecisos y no acaban de llegar al equilibrio

Existen ciertas reacciones químicas en las que la concentración de uno o más de los reactivos cambia de manera periódica, por lo que no acaba de alcanzarse el equilibrio. Los ejemplos más llamativos son aquellos en los que al menos una de las sustancias participantes en la reacción tiene color.

Uno de los ejemplos más conocidos es la reacción oscilante de Briggs-Rauscher, que es parecida a la del reloj de yodo pero con la diferencia de que el cambio repentino de color no se produce una sola vez, sino varias, de manera cíclica.


Precauciones

  • Usar guantes y gafas de protección y realizar el experimento en campana extractora de gases o en una habitación bien ventilada.
  • Algunos de los productos químicos son irritantes y oxidantes fuertes.
  • No se debe tirar yodo al desagüe; una opción es convertirlo primero en yoduro con tiosulfato.

Materiales

Se necesita:

  • 300 ml de las disoluciones A, B y C que se describen a continuación
  • Vaso de 1 L
  • Placa de agitación magnética con su agitado
  • Yodato de potasio
  • Ácido sulfúrico
  • Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 30%
  • Ácido malónico
  • Sulfato de manganeso monohidratado (MnSO4·H2O)
  • Almidón soluble
  • Agua destilada

Procedimiento

Primero hay que preparar estas disoluciones:

  • Disolución A:
    • Agregar 43 g de yodato de potasio a unos 800 mL de agua destilada.
    • Añadir 4,5 ml de ácido sulfúrico (H2SO4).
    • Agitar hasta que se disuelva el yodato de potasio. Diluir a 1 L.
  • Disolución B:
    • Agregar 15.6 g de ácido malónico (HOOC-CH2-COOH) y 3.4 g de sulfato de manganeso monohidratado (MnSO4·H2O) a aproximadamente 800 mL de agua destilada.
    • Añadir 4 g de almidón soluble. Agitar hasta que se disuelva. Diluir a 1 L.
  • Disolución C:
    • Diluir 400 ml de peróxido de hidrógeno (H2O2) al 30%  hasta 1 L.
  • Colocar la barra de agitación en el vaso grande.
  • Verter 300 mL cada una de las disoluciones A y B en el vaso de precipitados.
  • Encender la placa de agitación. Ajusta la velocidad para producir un gran vórtice.
  • Añadir 300 mL de la disolución C al vaso de precipitados.

La aparición del color azul puede ser cronometrada para estudiar cómo influyen las concentraciones y otras condiciones sobre el tiempo que tarda en completarse la reacción.


Bibliografía

Imagen de cabecera: https://gfycat.com/gifs/search/briggs-rauscher+reaction

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: